FOTOGRAFÍA DE BODA

Cómo será vuestro reportaje de boda

Ser vuestro fotógrafo de bodas supone formar parte de una misión muy importante: contar, con mi cámara, vuestra historia.

Es por eso que busco que mis fotografías no sean un mero «resumen» de lo que ha pasado en vuestro gran día. Busco que sean fotografías llenas de vida.

Unas fotografías que, cuando las veáis, sintáis que el tiempo se ha parado y todos vuestros momentos especiales se han convertido en eternos.

Como fotógrafo de bodas, me encargaré de que vuestro reportaje refleje todo lo que sois, todo lo que sentisteis y todo lo que vivisteis en recuerdos para toda la vida.

Sé que es más fácil verlo para imaginarlo; por eso, aquí os dejo detallado todos los momentos que tendréis incluidos en cualquiera de los packs de reportaje de boda que os ofrezco.

La mejor forma de saber si soy el fotógrafo de boda que estáis buscando es viendo cómo trabajo y la forma que tengo de entender y narrar cada boda.

La preparación de los novios

A pesar de que parece que el foco de una boda está en la propia ceremonia, para mí uno de los momentos más bonitos y especiales del día son los preparativos de la boda. 

Muchas veces no se les da importancia, o se prefiere prescindir de ellos porque son momentos en los que los nervios están a flor de piel y lo último que apetece es tener una preocupación extra en forma de fotógrafo. 

Si queréis tener fotografías de los momentos previos a vuestra boda, pero os preocupa que el fotógrafo que contratéis os pueda presionar o meter prisas justo en el momento menos oportuno, tenéis una solución muy sencilla. 

Elegid a un fotógrafo que no haga nada de aquello que os preocupa.

Parece obvio, pero por experiencia os puedo decir que muchas veces se tiene una idea predefinida de lo que hay que hacer, o de cómo se hacen las cosas. Muchas de estas veces se debe a lo que hemos visto en ocasiones en las que, aún siendo parecidas, se juega un rol muy distinto.

¿Qué quiero decir con esto? Simple. Vuestra boda es vuestra boda. Y punto. No se tiene que hacer nada «que se suela hacer». No tenéis que hacer las cosas como se suelen hacer. Tenéis que disfrutar y olvidaros de todo.

 

 

¿Queréis hacer fotografías del momento en el que os vestís y en el que cada una de las personas importantes para vosotros os ayude con algo? Se hacen. ¿Queréis tomaros un café tranquilamente con vuestros padres antes de empezar a prepararos? Hacedlo. 

 

Como fotógrafo de boda lo que quiero es que disfrutéis de cada momento de vuestro día.

 

¿Cuánto tiempo necesitáis para hacer los preparativos de boda?

Los preparativos me gusta hacerlos con tiempo. Siempre intento estar al menos una hora con cada uno. Esto puede parecer mucho, pero siempre he creído que es mejor que sobre a que falte, y tratándose de tiempo, en una boda, no podría ser mejor.

Tened en cuenta que lo que quiero no es haceros únicamente fotografías vistiéndoos. Lo que quiero es captar el ambiente que hay a un par de horas de la boda. Esos nervios, esa emoción, pura alegría, una mirada o un par de lágrimas

Más fotografías de preparativos de boda

La ceremonia de boda

Aun así, por muchos instantes mágicos y especiales que podáis vivir en vuestro gran día, hay un momento único que se erige como la piedra angular de cualquier boda: la ceremonia. 

Da igual qué tipo de ceremonia de boda sea, ya sea religiosa o civil, en una pequeña capilla o en una inmensa catedral, en un pequeño salón o en el ayuntamiento,  al aire libre en un pequeño jardín, con montañas de fondo o dentro de un romántico castillo. 

Lo verdaderamente importante de una boda no es el dónde, sino el cómo y el con quién.

 

 

No me cansaré nunca de decirlo. Lo que verdaderamente importa es que quienes os acompañen sean justa y exactamente los que vosotros habéis querido que estén a vuestro lado a la hora de dar el «sí quiero» y, sobre todo, lo más importante, la persona a la que tú se lo vas a dar.

Una boda es una celebración. Pero no es una fiesta sin más, como otra cualquiera. Es un acto en el que se celebra el acto de amor de dos personas. El compromiso y la decisión. 

Este acto no solo lo celebráis vosotros, lo hacen las personas que os quieren y que viven a vuestro lado dicho momento. Por eso mismo creo que, lo más importante en cualquier boda, son precisamente, las personas.

¿Cómo son las fotografías de la ceremonia de boda?

Si en todo momento he intentado pasar desapercibido, buscando desde el principio no llamar la atención y que no caigáis en la cuenta de que estoy a vuestro lado, durante la ceremonia de boda haré incluso un esfuerzo extra.

Es vuestro momento. Es el momento en el que os sentís el uno al otro, en el que escucháis todo lo que os tienen que decir las personas que más os importan, en el que os dais la mano fuertemente y os miráis fijamente. No es el momento de distraerse mientras el fotógrafo llama la atención de cualquier forma, queriendo o sin querer.

En la ceremonia de boda intento que no me veáis ni me oigáis. Me faltan muchos años de entrenamiento para ser un verdadero ninja, y obviamente, si prestáis atención, me vais a ver y me vais a oír, pero como estoy totalmente convencido de que en ese momento estaréis más pendiente de otra cosa, dudo que seáis conscientes de que estaré a vuestro lado.

De hecho, tras tantos años dedicándome a ser fotógrafo y testigo de bodas, tengo ya unos cuantos trucos bajo la manga para aseguraros que pasaré desapercibido, sin que me veáis ni oigáis. 

 

Mi trabajo es volverme invisible para vosotros para captar esa magia que no se puede forzar, posar ni repetir. 

 

Las fotografías serán totalmente naturales. Estaré atento a todo lo que suceda a lo largo de la ceremonia y captaré no solo los momentos más importantes, sino los que no son tan obvios también. Es más fácil demostrarlo que explicarlo, y por eso mismo tenéis decenas de ejemplos bajo estas líneas

Más fotografías de ceremonias de boda

El cóctel y el banquete de boda

Una boda es, a fin de cuentas, una celebración. Habéis decidido daros mutuamente el «sí, quiero» acompañados de las personas más importantes para vosotros y, una vez hecho, ¡hay que celebrarlo! El cóctel de boda es solo el principio.

 

La sesión en pareja

Creo que, por muy bien que intente caeros, el día de vuestra boda preferiréis estar con vuestros invitados a estar conmigo. Recomiendo que aprovechéis al máximo todo el tiempo posible de vuestra boda. Eso incluye, obviamente, el momento del cóctel de boda.

Siempre he tenido la sensación de que el cóctel en muchas ocasiones sirve como excusa para que os vayáis dos o tres horas con el fotógrafo a hacer retratos y posados. En mi opinión, esas dos o tres horas no tienen precio. Todo el tiempo que estéis alejados del cóctel no será más que tiempo en el que no podréis disfrutar de vuestros invitados. 

Para evitar esto sin renunciar a fotografías más preparadas podemos hacer un reportaje de postboda, aunque este reportaje es un extra, merece mucho la pena.

La mayoría de parejas que me han contratado hasta ahora han preferido ir directamente de la ceremonia al cóctel. Podemos hacerlo así o podemos escaparnos diez o quince minutos, en lo que vuestros familiares y amigos llegan al cóctel de boda, para hacer estas fotografías en los alrededores. 

Os aseguro que no necesito más tiempo para hacer cientos de fotografías bonitas de los dos (ahora podréis ver ejemplos de lo que os digo). Además, gracias al preboda estaréis superrelajados y sabréis perfectamente que no os tenéis que preocupar por los posados.

Ejemplos de fotografías de pareja en la boda

Recomendaciones para realizar este tipo de fotografías el día de la boda

  • Si podemos aprovechar el tiempo que necesitan los invitados para llegar al cóctel antes que vosotros, mejor.
  • Cuanto más cercano sea el lugar donde hagamos estas fotografías, mejor. De esta forma no perderemos mucho tiempo en desplazamientos.
  • En cuanto a la duración, recomiendo que la sesión dure media hora como mucho, aunque en unos diez o quince minutos podemos hacer cientos de fotos increíbles.
  • Estas fotografías se pueden hacer cualquier día, estar con todos vuestros invitados no. No os preocupéis por las fotografías; nos dará tiempo más que suficiente para conseguir fotos mágicas. Disfrutad del día y de los vuestros.

¿Qué tipo de fotografías haces durante el cóctel de boda?

Durante el cóctel, y al igual que durante todo el día, estaré muy atento a todo lo que pasa. De esta forma puedo hacer no solo fotografías de grupo, sino también fotografiar momentos que suelen pasar desapercibidos.

Estos momentos para mí son de lo mejorcito. Muchos de estos momentos os harán reír al ver el reportaje o el álbum, pero otros muchos puede que os hagan soltar alguna que otra lágrima de emoción en cualquier momento.

Me gustaría poneros un ejemplo antes de seguir con el resto de la fiesta. ¿Veis la fotografía de Marcos acariciando a su abuela mientras intenta con todas sus fuerzas no llorar delante de ella? 

Esta, y otras muchas más, son las fotografías que tienen Marcos y Rosa de su boda. Ellos no tienen fotografías de posado, no las querían, querían disfrutar de los suyos, y su reportaje refleja exactamente eso.

 

La hora del banquete de boda

Cuando llega la hora del banquete de boda todo se suele relajar un poco. Es hora de retomar fuerzas y de prepararse para el baile y para darlo todo en la barra libre. Pasado un rato aprovecharé yo también para hacer lo mismo, eso sí, sin alejarme mucho para no perderme ninguna sorpresa.

Puedo preguntaros qué sorpresas tenéis preparadas durante la comida, y puedo hablar con el metre para preguntarle qué sorpresas os tienen preparadas a vosotros. Pero, por si acaso, y contando con que siempre hay sorpresas no planeadas, me gusta quedarme cerca de vosotros.

No tiene que ser en el mismo salón o comedor, pero sí donde pueda escuchar si se arma jaleo para coger la cámara y salir corriendo para no perderme ningún momento especial.

 

El baile y la fiesta

Tras haber repuesto fuerzas en la comida o en la cena, llega la hora de darlo todo. Con el baile nupcial no termina la boda, por lo que no entiendo por qué debería hacerlo el reportaje. Por eso, en todos los packs de boda que ofrezco como fotógrafo me quedo una hora de fiesta. 

Bailad, bebed, saltad y haced lo que queráis. Es vuestra boda. Son vuestros familiares y amigos. Disfrutad de ello. Yo, al igual que habré hecho durante el resto del día, estaré cerca de vosotros capturando todo y haciendo todas las fotografías que queráis.

 

Sin embargo, por experiencia sé que nunca sabes qué puede pasar ni cuándo.

A fin de cuentas, lo que estoy haciendo para vosotros es guardar un recuerdo de todo lo que ha ido pasando a lo largo de vuestra boda. Y en plena barra libre, hay recuerdos que sé que os sacarán más de una risa… y que sé que os gustaría conservar.

 

Por eso, también ofrezco como extra quedarme hasta cuatro horas más de fiesta.

 

Os dejo por aquí una serie de fotografías que me hubiese sido imposible capturar si simplemente hubiese estado un rato tras la barra libre.

Tened en cuenta, eso sí, que muchas de las mejores fotografías que hago en estos momentos no deben ver la luz. Estas fotografías para mí son solo un recuerdo para los novios y demás protagonistas de dichas fotografías, por lo que aquí solo os puedo mostrar las que no requieren «censura». Eso sí. Las que no puedo o no debo publicar aquí… ¡SON ORO!

Más fotografías de fiesta de boda

Así podría ser vuestro reportaje de boda

Si queréis tener un recuerdo completo de vuestro gran día como este, con fotografías llenas de vida, solo tenéis que poneros en contacto conmigo para consultar la información sobre mis reportajes de boda.