Quien soy, precios y contacto

 

¡Hola! Soy Dave Casanova, y soy guardián de recuerdos.

Sí, lo sé. Esto parece una web de fotografía. Obviamente necesito alguna herramienta para llevar acabo un trabajo tan importante como este. Para ello utilizo un par de  cámaras de fotografía y poco más… (pero que muy poco más) así que sí, obviamente, soy fotógrafo. Pero no soy un fotógrafo normal y corriente… como una vez me dijo una pareja… ¡soy un fotógrafo ninja! Si vais a casaros y estáis buscando fotógrafo… poneos cómodos y relajaos… Porque si ya habéis visto mis trabajos y habéis decidido saber un poquito más de qué hago, cómo lo hago y por qué lo hago… esto os interesa.

(Este soy yo, aunque estoy mucho más guapo con la cámara delante de la cara 😌)

Soy fotógrafo y estoy especializado en reportajes naturales de bodas… DE BODAS DE VERDAD… ¿Bodas de verdad? Sí. Mis fotografías son instantes capturados, recuerdos guardados de momentos reales, esos mismos que forman parte del día a día. Esos momentos de nervios, dudas y emoción, con el corazón a mil por hora. Fotografío momentos naturales de bodas reales, y gracias a ello guardo un fiel testigo de todo lo que ha sucedido ese día. Incluido lo que no estaba planeado (sobretodo lo que no estaba planeado). ¿Has visto mis fotografías favoritas? ¿Qué tipo de fotografías has visto? ¿Parecen de boda? Tal vez no, no tienen que parecerlo, tienen que serlo, y no podrían serlo más. Marcos conteniendo las lágrimas junto a su abuela en el cocktel. La cara de satisfacción plena de Noelia al pasarse las planchas del pelo nada más irse la peluquera porque “yo me caso como yo quiero”. Ana agachándose instintivamente para acariciar al integrante canino que forma parte de la familia desde hace 16 años y apenas puede moverse. Rosa rompiendo a llorar tras decir “estás muy guapo papá” al verlo por primera vez con traje. Sonia quedándose sin respiración al pensar que apenas queda media hora para la ceremonia. Paco vistiendo al pequeño César. El cura que recibe un SMS del Papa Francisco en mitad de la ceremonia. Helga totalmente rota al ver una felicitación en video de su abuela que no ha podido asistir a la boda… esos momentos, y otros cientos y miles que guardan cada uno de los protagonistas de los mismos, son los que fotografío y a los que pocas veces se les presta la atención que merecen.

(Sí, esto es un “selfie” con mi chica 😍 )

Siempre he creído que las fotografías de boda ser precisamente eso, fotografías de boda. Es decir, el reportaje de vuestra boda tiene que ser precisamente eso, DE VUESTRA BODA. En un día tan intenso y lleno de emociones creo que no viene muy a cuento posar ni forzar una serie de momentos que no son reales.

Si ya has visto mis fotografías habrás podido ver que las fotografías que hago no sólo son muy naturales, sino muy íntimas en muchos casos. Como por mucho que os diga que no os voy a hacer posar, que no vais a saber que estoy por allí, etc, no me vais a creer, lo que hago es hacer reportajes de preboda. ¿Para qué? Pues principalmente para que veáis que si estando solamente los tres, prácticamente no me veis, el día de la boda, cuando seamos cien personas o más, ¡no vais a saber ni que existo! Además, así si me veis detrás de un sofá escondido o tirado por el suelo el día de la boda, no os asustaréis.

Hago un mínimo de 2 prebodas, aunque podemos hacer más. Cuanto más contacto tengamos antes y más nos conozcamos, mejor saldrá el reportaje de la boda, porque no seré “el fotógrafo”, seré uno más, y vosotros el día de la boda sabréis que al menos del fotógrafo no tendréis que preocuparos.

Yo, a fin de cuentas, lo que haré para vosotros será guardar recuerdos de vuestro gran día. Por eso mismo considero que si después de la ceremonia o del baile me voy para mi casa el reportaje se quedará  un poco cojo. Es por esto mismo por lo que estaré con vosotros desde que empecéis a prepararos hasta que nos echen. Creo que es la única forma de conseguir un reportaje fiel a todo lo que sucede ese gran día. Durante ese día seré uno más, tanto con vosotros como con los vuestros. Y creedme, eso, ¡se nota en las fotos!

El día de la boda estoy totalmente en contra de secuestraros para irnos dos horas a hacer fotografías. Parto de la base de que por muy bien que quiera caeros, preferís estar con vuestros invitados a estar conmigo, y creo que es mucho más fácil que nos veamos otro día tranquilamente nosotros a que volváis a reunir a todos los invitados de la boda. Por eso mismo recomiendo que el día de la boda disfrutéis del cocktel con vuestros familiares y amigos.

De todos modos, si queréis hacer algunas fotografías de vosotros dos solos ese día, no hay ningún problema, pero recomiendo que sea en un lugar cercano durante unos 15 o 20 minutos como mucho (en ese tiempo puedo hacer muuuchas fotografías preciosísimas), para que como os digo, podáis volver al cocktel y disfrutar. Otro día podemos quedar tranquilamente y hacer un postboda, y creedme, no será una sesión de posados al uso… pero para ese momento ya sabréis perfectamente cómo trabajo y cómo serán ese tipo de fotografías, así que por eso ahora tampoco os preocupéis.

En cuanto al álbum. Creo que es algo que tenéis que tener, no es lo mismo ver las fotografías en el ordenador que en papel, pero lo considero un complemento. Para mi lo más importante e imprescindible es el reportaje, que tengáis un buen reportaje de todo lo que ha pasado el día de la boda, y una vez hecho ese reportaje, si queréis, se puede hacer un álbum, tres, o los que queráis, con las mejores fotografías para tener una especie de “resumen del gran día”.

Además, yo lo planteo como una forma de no perder amistades… porque si les enseñáis las 3000 o 4000 fotografías que suelo entregar (sólo de la boda, prebodas y post boda a aparte) a vuestros amigos… es posible que perdáis a más de uno por el camino.

El álbum tiene que tener un diseño muy limpio, las fotografías tienen que respirar, y en conjunto contar una historia. Fondo blanco, sin flores ni mariposas, únicamente las fotografías de vuestra boda en una composición que facilite la narración de vuestra historia de la forma más gráfica e impactante.

Vuestro álbum lo haré con muchísimo cariño, y no me gustaría que acabase debajo de la cama o en el armario, por eso mismo los álbumes que hago son de 30x40cm, un tamaño perfecto para que podáis ver con todo lujo de detalles las fotografías y que además ¡cabe perfectamente en cualquier estantería de Ikea!

Si como es normal, vuestros padres no se conforman con que les enseñéis vuestro álbum, tenéis la opción de unos álbumes idénticos, de tamaño ligeramente más pequeño, pero con el mismo acabado.

Precios

2 Prebodas (mínimo) + Boda + Postboda: 1800€

Álbum 30x40cm 100 páginas:  500€

2 Álbumes de padres: 400€

Todos los precios incluyen IVA y todas las fotografías se entregan retocadas y en alta resolución sin firmas ni marcas de agua. Creo que vuestros recuerdos tienen que ser vuestros, y eso de cobraros por copias es algo que no entiendo. Soy fotógrafo, ¡no impresor! Por mi forma de trabajar solamente cubro una boda por día, por lo que si estáis interesados recomiendo que me aviséis lo antes posible, ya que nunca os mandaría a otro fotógrafo en mi nombre y a día de hoy no soy omnipresente.

No sólo necesito saber qué día habéis elegido para vuestra boda, quiero conoceros, saber cómo os conocisteis vosotros y que me contéis qué tenéis en mente para el gran día. Escribidme a:

 dave@davecasanova.com

Contadme todos los detalles que queráis. También podéis poneros en contacto conmigo, tanto por teléfono como por Whatsaap, a través del número:

678 58 48 18

Si habéis leído hasta este punto… ¡MUCHÍSIMAS GRACIAS! Espero tener vuestra fecha disponible, que nos conozcamos dentro de muy poquito y poder acompañaros en el día que volváis a decir “¡Sí! ¡QUIERO!”.

 

¡Un fuerte abrazo!

Dave Casanova

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies