Al final LO ÚNICO QUE IMPORTA ES…

Año tras año, al ver mis fotografías noto que son ligéramente diferentes a las del año anterior. En parte es lógico, por suerte el ojo se va acostumbrando a otras cosas y el estilo evoluciona. Pero es algo que sigue sorprendiéndome. Simplemente es una sensación extraña ver resultados diferentes cuando en principio llevo varios años “haciendo prácticamente lo mismo”, al menos en cuanto a parámetros en cámara se refiere. Pero sí, sí que veo resultados diferentes, y sí, cada vez me gustan más.

 
Hace bastante tiempo que dejé, tras una fuerte fiebre y devoción por ellos, los flashes de mano aparcados, bien guardaditos en la mochila, únicamente para casos de extrema urgencia (hay que estar preparado para todo… pero estoy seguro de que si mis cámaras llevasen un pequeño flash integrado como tienen el resto de cámaras de iniciación o semiprofesionales, incluso me atrevería a dejarlos en casa).
 
Desde hace bastante tiempo también, cada vez soy más consciente de la luz y de la importancia de saber jugar con ella.
 
Cada vez intento simplificar mas, al máximo, todo, porque al final, lo único que importa es lo que se ve en esta fotografía, el momento, que no depende ni de mí, ni de mi cámara ni de mis cualidades y capacidades para capturarlo, sino que depende y pertenece totalmente a ellos, a los protagonistas, a los que se ve desde leguas que están locamente enamorados, que no necesitan hablar, a los que no les tienes que decir que hagan nada, porque lo único que este tipo de fotografía pide es que se quieran, y eso no hay nadie que sepa hacerlo mejor que ellos…
 
0 Comments
Share Post
No Comments

Post a Comment

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies